lunes, 7 de julio de 2014

Manifiesto última llamada

Recientemente he publicado el artículo Los límites de los recursos: Colapso inminiente, preocupado por la situación de no retorno que estamos alcanzando, me parecía inaudito además, que esta situación no fuese de alcance público, y se estuviese haciendo eco de ella en apenas unos pequeños círculos de académicos e intelectuales, por lo que me celebro el éxito, ante el prestigio de los académicos, investigadores, intelectuales, líderes políticos y líderes sociales que la han firmado. Es un hecho sin precedentes que puede marcar un antes y un después en la lucha contra este sistema, que nos lleva directamente al colapso social, económico y ecológico. Entre los firmantes de este texto se encuentran, Ada Colau, Alberto Garzón, Antonio Turiel, Arcadi Oliveres, Pedro Prieto, Cayo Lara, Enric Duran, Esther Vivas, Florent Marcellesi, Juan López de Uralde, Pablo Iglesias Turrión, Teresa Forcades y Xosé Manuel Beiras.

He extraído unas cuantas afirmaciones del manifiesto, lo suficientemente contundentes como para entender la magnitud de su importancia.


Esto es más que una crisis económica y de régimen: es una crisis de civilización, la vía del crecimiento es ya un genocidio a cámara lenta. 

El declive en la disponibilidad de energía barata, los escenarios catastróficos del cambio climático y las tensiones geopolíticas por los recursos muestran que las tendencias de progreso del pasado se están quebrando.


No bastan los mantras cosméticos del desarrollo sostenible, ni la mera apuesta por tecnologías ecoeficientes, ni una supuesta “economía verde” que encubre la mercantilización generalizada de bienes naturales y servicios ecosistémicos. Las soluciones tecnológicas, tanto a la crisis ambiental como al declive energético, son insuficientes.

No bastan políticas que vuelvan a las recetas del capitalismo keynesiano, estas políticas nos llevaron a un ciclo de expansión que nos colocó en el umbral de los límites del planeta. Un nuevo ciclo de expansión es inviable: no hay base material, ni espacio ecológico y recursos naturales que pudieran sustentarlo.

Van a ser necesarios cambios radicales en los modos de vida, las formas de producción, el diseño de las ciudades y la organización territorial. Necesitamos una sociedad que tenga como objetivo recuperar el equilibrio con la biosfera, y utilice la investigación, la tecnología, la cultura, la economía y la política para avanzar hacia ese fin.

A lo sumo tenemos un lustro para asentar un debate amplio y transversal sobre los límites del crecimiento, y para construir democráticamente alternativas ecológicas y energéticas rigurosas y viables. Una civilización se acaba y hemos de construir otra nueva.

 Manifiesto Original Completo

 Lo podeís firmar aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada