sábado, 23 de julio de 2011

Democracia Líquida

La Democracia Líquida es la Democracia Directa con delegación de voto.

En la Democracia Líquida cada ciudadano tiene la posibilidad de votar cada decisión y realizar propuestas, pero puede ceder su voto a un representante para aquellas decisiones en las que prefiere no participar.

En una Democracia Líquida, los ciudadanos que desean implicarse en la vida política, pueden hacerlo, y los que prefieren no complicarse, pueden delegar en representantes. Cada cual decide su nivel de implicación en la vida política.

Es un sistema en el que cualquier ciudadano puede ser representante. Tan solo debe hacer público su voto.

Así mismo, cualquier ciudadano o grupo de ciudadanos puede crear un representante virtual, que publicará su intención de voto en nombre del partido político o corriente de opinión a la que representa.

No es necesario esperar 4 años para cambiar de representantes. El voto delegado puede recuperarse en cualquier momento:

- Para votar una decisión puntual en la que se quiere participar directamente
- Para tomar parte activa en el parlamento virtual, votando en cada decisión
- Para delegar en otro representante

¿Cómo conseguir la Democracia Líquida?

Nuestro sistema político actual nos permite crear una democracia líquida sin cambiar ninguna ley.

1. Crear un Parlamento Virtual en Internet

El Parlamento Virtual permitirá que cada ciudadano ocupe su escaño y pueda votar, realizar propuestas o delegar su voto en los representantes que elija.

Para garantizar la identidad del ciudadano y verificar su voto, se hará uso del nuevo DNI electrónico (DNIe), que incorporá funciones criptográficas de identificación y firma digital.

El Parlamento Virtual está siendo desarrollado actualmente por un equipo de voluntarios, y podrá utilizarse a partir del año 2012:

AgoraOnRails (demostración)
Agora Ciudadana (en desarrollo)

2. Traspasar el poder del actual Parlamento al nuevo Parlamento Virtual

Para realizar este traspaso de poder, se ha creado el Partido de Internet. Un partido que no tiene, ni tendrá, ideología. Un partido herramienta cuyo objetivo es transferir el poder al Parlamento Virtual.

El único compromiso del Partido de Internet es votar en el actual Parlamento lo mismo que voten los ciudadanos en el Parlamento Virtual.

De esta manera se logra una transición lenta, no traumática, hacia el nuevo sistema de Democracia Líquida.

Puesto que la transición completa durará décadas, habrá tiempo para desarrollar/mejorar la infraestructura de seguridad, corregir el modelo de Parlamento Virtual, etc.

Delegación de Voto

La delegación de voto compleja permite elegir representantes especializados para cada área de decisión

Hasta ahora hemos hablado de la delegación de voto simple, en la que se elige un solo representante para todas las votaciones, pero la delegación de voto digital permite concebir todo un mundo de posibilidades para gestionar nuestro poder político.

En un sistema de Democracia Líquida avanzado, se pueden elegir representantes diferentes para cada área de decisión (economía, medio ambiente, educación, ...). De esta forma, en cada decisión que no votamos directamente, nos representa un experto de nuestra confianza para el área de decisión implicada.

Por ejemplo, podríamos tener nuestra lista de representantes asignada de la siguiente manera:

Representante 1: Catedrático de Economía de la UPNDDS
Área de decisión: Economía, Trabajo
Representante 2: Mi hermana Sonia
Área de decisión: Educación, Sanidad
Representante 3: Greenpeace
Área de decisión: Medio Ambiente
Representante 4: Partido de Lunares Verdes
Área de decisión: Todo lo demás

Muchas decisiones afectan a varias áreas, lo que podría resolverse asignando prioridades a los representantes. De esta forma, utilizando la tabla del ejemplo, para una decisión que afecta a las áreas de Economía y Sanidad, tendría prioridad el voto del representante de Economía.

Podríamos ir mas lejos y permitir asignar varios representantes para cada área, de forma que se compute el voto de todos ellos para tomar cada decisión.
En este caso, nuestra lista de representantes podría estar asignada de la siguiente manera:

Representante 1: Catedrático de Economía de la UPNDDS
Área de decisión: Economía, Trabajo
Representante 2: Mi hermana Sonia
Área de decisión: Educación, Sanidad, Trabajo
Representante 3: Greenpeace
Área de decisión: Medio Ambiente
Representante 4: Partido de Lunares Verdes
Área de decisión: Todas las áreas

De esta forma, para una decisión que afecta a los áreas de Economía y Trabajo, se sumaría el voto de los representantes 1, 2 y 4.

Todavía podemos ir mas lejos y concebir un sistema donde se asigne una escala de competencias a cada representante, a modo de puntuación, de forma que se ponderen los votos de los representantes implicados.

La Delegación Transitiva permite que los representantes puedan delegar en otros representantes

Una posibilidad muy interesante es la Delegación Transitiva, que permite que los representantes puedan delegar en otros representantes, estableciéndose así cadenas de confianza que canalizan los votos de manera óptima.

Estas cadenas de confianza son completamente reconfigurables, pues los ciudadanos pueden cambiar de representantes siempre que quieran.

Conforme la satisfacción del ciudadano aumenta, la necesidad de cambiar de representantes disminuye y viceversa. Así pues, las configuraciones más estables son aquellas que aportan mayor satisfacción a los ciudadanos, mientras que las configuraciones que causan insatisfacción, son inestables y tienden al cambio, evolucionando hacia configuraciones mas estables.

¿Quieres una breve ampliación más técnica?

Faltan muchas posibilidades por explorar. La delegación de voto digital es una idea muy poderosa, pero todavía no ha sido puesto en práctica. Precisamente es el objetivo de esta página difundir la idea y reunir el apoyo suficiente para convertirla en realidad.

FUENTE: http://democracialiquida.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada