domingo, 21 de noviembre de 2010

El origen de la crisis financiera

El origen de la crisis financiera está detrás de gran parte de las injusticias que se producen en este mundo, y es el origen de los grandes desequilibrios de poder que azotan a nuestra sociedad. Este fallo del sistema está instalado en el poder, y solo podremos luchar contra el, si cambiamos las reglas del juego, si establecemos una Democracia Participativa apoyada en el Voto Directo.

Pero hoy he decidido empezar en clave de humor, quizás porque en el fondo, el sistema financiero, al igual que la democracia, son un circo mediático en el que tristemente nosotros somos los payasos.


El gran casino europeo from ATTAC.TV on Vimeo.
Como ha reconocido el propio Felipe Gonzalez en fechas recientes:
La "economía de casino financiero sin contenido real necesariamente tenía que implosionar", y también ha reconocido que "ya estamos incubando la próxima crisis económica". Frases muy interesantes a las que conviene dar sentido, cosa que haré en este artículo.

Hipotecas suprime y la crisis financiera actual


Para empezar otro video en clave de humor, en el que se dicen cosas interesantes.


The Last Laugh - George Parr - Subprime - subtitulos
Cargado por erioluk. - Clica para ver más videos divertidos.

Muy divertido, aunque es necesario interpretar las palabras dentro de su contexto, en otras palabras, tenemos que traducir la jerga de los banqueros al lenguaje común de los mortales:

* Con "desempleado" en realidad quieren decir, el hombre se las ve putas para llegar a fin de mes, trabajando a doble jornada.

* Con "chabola" se refieren a la típica vivienda de clase media.

* Y con "hipoteca" se refieren a trampa financiera por la cual el pobre hombre nunca llegará a ser propietario de la vivienda.

En realidad el concepto de las hipotecas suprime, o como prefiero llamarlas yo, hipotecas "estafa", es muy simple, el banco ofrecía una hipoteca, en la cual se cobraba un interés bajo durante los primeros años, con el riesgo, o incluso la certeza de que el coste de hipoteca subiría siendo inasumible para el cliente al cabo de unos años. Pero para que el cliente acepte un trato tan ruinoso para su economía, se le sugería que dado que el precio de las viviendas continuaría subiendo, el banco accedería gustoso a renegociar el préstamo, prolongando así la agonía de su cliente. Esto fue así hasta que los pisos dejaron de subir, entonces los bancos se quedaron con el dinero de los trabajadores, y con sus viviendas a precios de saldo.

Este es el origen de la crisis financiera en la que nos encontramos (aunque no la única razón), las viviendas dejaron de subir, y por tanto millones de clientes no pudieron renegociar su hipoteca, acabándose su sueño de ser propietarios de una vivienda, entonces los bancos para afrontar la gran cantidad de embargos que ejecutaron, necesitaban una enorme cantidad de recursos financieros, recursos que tuvieron que ser extraídos de los mercados bursátiles y de los futuros prestamos a empresas y particulares. Muchas empresas han atravesado graves problemas financieros por culpa de este recorte en el crédito, viéndose obligadas a reducir plantilla, o incluso a cerrar. Además los bancos inundaron el mercado de viviendas, con lo cual se paralizo la construcción de viviendas ante la sobre-oferta del mercado. Entonces llegó una oleada de nuevos parados procedentes de la construcción y del recorte de la financiación en las empresas privadas, lo que provoco nuevos embargos a clientes antes solventes, agravando la situación, y provocando un notable descenso en el consumo, incentivado por la situación de pánico creada artificialmente desde los medios. Y como a rio revuelto, ganancia de pescadores, muchas empresas aprovecharon para pactar convenios a la baja, o incluso a realizar EREs innecesarios que compensaron con una mayor carga de trabajo sobre los trabajadores en activo.

Este es el resumen de la crisis financiera actual, pero aún quedan muchas cosas que contar, sigamos.

En realidad los bancos tenían otra opción, porque muchos de estos clientes que se quedaron en situación de suspensión de pagos, ya tenían pagada gran parte de su hipoteca, y la situación de desempleo originada en esos momentos podría calificarse de coyuntural, por lo que la decisión más razonable hubiese sido renegociar las hipotecas, imponiendo una moratoria en el pago de la misma.

De esta forma los bancos no hubiesen necesitado tanta financiación, y no hubieran tenido que cerrar el crédito, ni hubiesen necesitado ser rescatados por los estados. Claro que esto les hubiese privado de un suculento negocio de proporciones gigantescas, pues los movimientos surgidos gracias a la financiación estatal les han proporcionado grandes propiedades inmobiliarias a precio de saldo, junto con la oportunidad de reincorporarse de nuevo al negocio bursátil con excelentes perspectivas de futuro.

En otras palabras, los estados, con sus rescates financieros sin condiciones, han subvencionado el paro, han subvencionado la quiebra de miles de empresas, y han subvencionado el embargo de las viviendas de los trabajadores a precio de saldo. Estas y no otras son las consecuencias de las políticas neo-liberales que se están desarrollando a escala global.

Influencia del sistema financiero en los ciclos económicos

No nos engañemos, las crisis financieras en realidad forman parte del sistema, los ciclos económicos son necesarios para mantener al sistema financiero en este equilibrio inestable e insostenible. La gran diferencia entre esta crisis y otras, es que los grandes grupos de poder han aprendido a trasladar los efectos de estas crisis de sus bolsillos a los bolsillos de las clases trabajadoras, consiguiendo incluso importantes beneficios a costa de las crisis sociales que sufren las clases más desfavorecidas.

La causa de que el sistema necesite de estos ciclos económicos, es el efecto de la masa monetaria, cuando no hay suficiente dinero nuevo procedente de la creación de dinero a través de nuevos créditos para cubrir los intereses, el sistema colapsa. A esto hay que añadirle que muchos prestamos se conceden en base a una burbuja, a un crecimiento ficticio meramente especulativo, a "la economía del casino".

Ahora si avanzamos un poco más llegamos a los oscuros secretos del sistema financiero, secretos que aparecen en los libros de texto de cualquier universidad de economía, quizás por eso mismo nadie les presta atención. Para explicarlo, creo que nada mejor que este documental, muy completo y didáctico. Puede que las soluciones que propone no sean las mejores, y seguramente existan términos más técnicos para expresar el mismo contenido, pero de lo que no hay duda es de que el análisis es riguroso y altamente descriptivo de los mecanismos actuales del sistema financiero.

Vídeo de el dinero es deuda



El banco central puede INFLUIR sobre la cantidad de dinero y sobre la tasa de interés, a través de:
* Cambios en el tipo de interés
* Variación del coeficiente de caja
* Operaciones de Mercado Abierto

En realidad sólo entre el 3 y el 5% del dinero en circulación ha sido creado por los bancos centrales, el resto lo crean los bancos privados a través de créditos, y cada vez más a través de complejos sistemas de especulación financiera.

En consecuencia el 95% del dinero que vemos todos los días, ha sido creado por los bancos, a través del mecanismo de la reserva fraccionaria, mediante el cual los bancos pueden crear dinero indefinidamente, sin apenas control. En otras palabras, hemos concedido a entidades privadas el privilegio de crear dinero para conseguir lucro.

Sostenibilidad del sistema

Aparte de estas injusticias, el dinero creado tiene que ser devuelto con un interés, y este interés no existe hasta que se incremente la masa monetaria a partir de nueva deuda. Cuando esto no sucede, como es el caso de la crisis en la que nos encontramos, el falso equilibrio se rompe llevando a muchos ciudadanos y empresas a la quiebra. Esto quiere decir, que cada vez que los intereses superen la capacidad de crecimiento de la economía entraremos en una nueva crisis financiera, y ya todos sabemos como se las gastan los bancos...

Pero hemos de hacer notar que la economía no puede crecer de forma insostenible indefinidamente, ya consumimos mucho más de lo que el planeta nos puede ofrecer de forma sostenible, es el momento de reflexionar, y empezar a crecer unicamente a través de la eficiencia y la sostenibilidad. Aunque desarrollaré este tema en algún articulo más adelante, os dejo una introducción con el documental la historia de las cosas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada